La brecha de precios de la alimentación entre productor y consumidor se ha duplicado en dos años

Los precios pagados por los consumidores se han incrementado un 7,2% respecto a 2015, mientras que los precios percibidos por los productores tan solo han aumentado un 2,6%.

El aceite de oliva, las leguminosas y los cítricos son los productos que han percibido en 2019 los precios más bajos, en relación a 2015.

 

 

La Unión de Agricultores, Ganaderos y Silvicultores de la Comunidad de Madrid, UGAMA,  destaca el notable incremento de la brecha que se ha producido entre los precios pagados por los consumidores y los precios percibidos por los productores durante los últimos dos años a nivel estatal. Así, según los datos de Eurostat, en febrero de 2018 el consumidor pagaba un 3,5% más por la misma cesta de productos que en 2015, mientras que para el productor los precios percibidos por dichos productos se situaban un 1,3% por encima. Dos años después, en febrero de 2020, el consumidor pagaba un 7,1% más por la misma cesta, mientras que el productor percibía unos precios un 2,6% por encima, lo que indica que la brecha se duplicó en tan solo dos años, alcanzando los 4,5 puntos. Por producto, según los datos del MAPA, el aceite de oliva, las leguminosas y los cítricos son de los que perciben los precios más bajos, situándose en 2019 un 30%, 12% y 11% por debajo respectivamente respecto a los que percibían en 2015. “La brecha de precios es un claro indicador de que los instrumentos hasta ahora utilizados para mejorar la posición de los agricultores dentro de la cadena no han servido para mucho” declaran desde Unión de Uniones.

La modificación de la Ley de cadena alimentaria como oportunidad para reducir la brecha

El pasado 25 de marzo fue aceptado para su trámite el proyecto de Ley sobre medidas urgentes para el sector agrario, que contempla, entre otras cuestiones, modificaciones para la Ley 12/2013 sobre la Mejora del Funcionamiento de la Cadena Alimentaria.

La organización, a través de Unión de Uniones, ha trasladado a los distintos partidos políticos sus propuestas de enmiendas en relación a dicha Ley, entre las que se encuentran, entre otras cuestiones, la transposición de la Directiva Europea sobre Prácticas Desleales, la definición de venta a pérdidas y la mejor instrumentalización del sistema de sanciones. “Es un gran momento para afrontar de verdad los desequilibrios de la cadena alimentaria, está en manos del Gobierno proponer medidas eficaces” declaran desde la organización.

Asimismo, la organización considera que en el marco del Plan Estratégico de la futura PAC debe contemplarse como indicador la brecha de precios entre consumidor y productor, en concreto, dentro del marco de seguimiento y evaluación del objetivo 3 sobre cadena alimentaria. “Debemos tener instrumentos cuantitativos que nos permitan evaluar la verdadera eficacia de las políticas que el Gobierno decide implementar” sentencian.

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Unión de Agricultores, Ganaderos y Silvicultores de la Comunidad de Madrid